miércoles, 23 de marzo de 2011

Secretos chinos contra el Cáncer de mama

Secretos chinos contra el Cáncer de mama China es un ejemplo bastante curioso en términos de cáncer. Esta enfermedad, de altos rangos en países desarrollados, tiene en China una existencia bastante fuera de lo normal. Si bien las tasas de cáncer en China son 4 o 5 veces mayores que las de otros países desarrollados, con el cáncer de mama ocurre algo diferente.Curiosamente, el cáncer de mama en China tiene una bajísima tasa, la cual ha llamado la atención de numerosos científicos. Un grupo de investigadores de la Western Australia University en Perth parece, sin embargo, haber dado con el quid de la cuestión.


Basándose en 1009 casos de pacientes con cáncer de pecho y en un número idéntico de personas sanas, estudiando su dieta y comportamiento nutricional los investigadores concluyeron que los secretos de este enigma están tras el té verde y el consumo de hongos.

Los hongos, excelente nutriente con infinitas combinaciones culinarias y el té verde, una infusión con incontables beneficios, tendrían un accionar preventivo contra el cáncer de pecho, y su común consumo en China podría explicar estas bajas tasas de cáncer de mama registradas en la población.

Dentro de los hongos que consumen está el Ganoderma lucidum, conocido en Japón como Reishi. Este hongo tiene muchas propiedades curativas en sus más de 200 componentes nutraceuticos. Mejora el sistema inmune y equilibra el metabolismo del organismo humano. Una de las cualidades extraordinarias de este hongo es su acción desintoxicante en el organismo, relizando por su contenido en fibra, del total vaceamiento del colon, facilitando una desintoxicación pareja y completamente natural.

El té verde posee fuertes componentes antioxidantes que llevan el nombre de polifenoles, mientras que los hongos tienen propiedades antioxidantes que también contribuirían a la prevención de este tipo de cáncer.

Ganoderma en la investigacion contra el cancer En Japón se han conducido extensos estudios del Reishi en la investigación contra el cáncer y se ha comprobado científicamente que posee efectos anti-tumorales. Esta investigación ha continuado en Corea, Japón y China.


Un ejemplo del potencial del Reishi o Ganoderma lucidum contra el cáncer ocurrió en el verano de 1986. Una mujer japonesa de 39 años de edad fue a consultar al Dr. Fukumi Morishige, M.D., Ph.D., un renombrado cirujano japonés y miembro del Instituto de Ciencia y Medicina Linus Pauling, para pedir ayuda en el tratamiento de su cáncer de pulmón. Era un caso complicado y habían rehusado operarla en varios hospitales. Sin esperanza, ella retornó a su hogar donde encontró que su esposo había recogido Reishi en el bosque; él hirvió los hongos y se los dio a beber como un té.

Mientras esto ocurría, ella rogó al Dr. Morishige que hiciera algo para curar la enfermedad a pesar de su estado tan avanzado. Desde que el cáncer fue evidente, seis meses antes, Morishige se sorprendió cuando encontró que no se había incrementado. Entonces analizó las radiografías de ella; algo no estaba claro: sólo se veían trazas del tumor. Cuando ella le dijo que había estado bebiendo té de Reishi, Morishige operó con gran curiosidad. El estaba "asombrado" de encontrar sólo tejido cicatrizado, y aunque había células cancerosas, ahora era benigno.

Eso fue lo que dio ímpetu al Dr. Morishige a comenzar su estudio del Reishi como tratamiento para el cáncer, en especial en casos dados sin esperanza. El Dr. Morishige ahora cree que el Reishi también es efectivo en la prevención del cáncer. Los constituyentes activos anti-cáncer presentes en el Reishi son llamados Beta-D-glucán. El Beta-D-glucán es un polisacárido, básicamente una enorme molécula de azúcar construida por muchas moléculas de azúcar de menor tamaño encadenadas entre sí a aminoácidos. Estos intrincados azúcares estimulan o modulan al sistema inmunológico por la activación de células inmunológicas tales como los macrófagos y las células T, así como también incrementan los niveles de inmunoglobina para producir una alta respuesta contra bacterias, virus y células tumorales.



Un descubrimiento importante hecho por el Dr. Morishige, es que la efectividad del Reishi puede ser incrementada combinándola con altas dosis de vitamina C. Los polisacáridos son moléculas enormes que son absorbidas por el cuerpo con dificultad; la vitamina C ayuda a romper estas moléculas grandes en otras mucho más pequeñas llamadas "oligoglucan", las cuales son fácilmente absorbidas. Así, la vitamina C incrementa la biodisponibilidad del Reishi aumentando los efectos inmuno-estimulantes y anti-cáncer.

No hay comentarios:

Afiliate a DXN ARGENTINA

Te gustaría ser pionero/a en una empresa internacional con expansión en Argentina y Sudamérica? Completa este formulario de inscripción o...